Periodistas marroquíes perseguidos por decir “Sáhara Occidental”

Los periodistas marroquíes no pueden decir “Sáhara Occidental”, se la juegan; el último caso ha sido el de una presentadora de televisión  de la cadena pública  Medi 1 TV , que ha sido sancionada por emplear de forma no intencionada este término durante un programa en directo en lugar de “Sáhara marroquí”,  como se dice sistemáticamente en los medios marroquíes.

12587141-19579301Según un comunicado de la cadena difundido el 23 de abril la periodista Sumiya Dghughi, presentadora de la emisión, ha sido “suspendida de inmediato de sus funciones, a la espera de completar todas las investigaciones profesionales y administrativas”. La presentadora ha declarado a 360.ma que se enteró de la suspensión a través de la prensa.

La nota reconoce que la periodista aludió al Sáhara Occidental “por error”, pero añade que es “un error inaceptable que contradice la línea editorial del canal”, de titularidad pública como todas las televisiones en Marruecos.

Los colegas de Sumiya Dghughi, que cuenta con una amplia experiencia, se han solidarizado con ella en las redes sociales, aunque una gran mayoría cree que esos errores hay que castigarlos.

Usar el término “Sáhara Occidental” en Marruecos es un grave riesgo para un periodista y no es la primera vez que esto ocurre, suele pasar cuando leen teletipos o noticias llegadas del extranjero. Esta es la primera vez que se da publicidad al caso y se ha hecho a través de la agencia oficial marroquí, la MAP.

Sobre la cuestión del Sáhara, la línea oficial impone una terminología en la que no caben expresioAli Anouzlanes como “territorios ocupados” o “República Árabe Saharaui Democrática”, y sistemáticamente hay que referirse a “la marroquinidad del Sáhara”, “la causa nacional” o “las provincias del sur”.

Un caso llamativo fue el de Ali Anouzla, director de medio digital en árabe Lakome2, acusado en diciembre de 2015 de amenazar la integridad del Estado por, según el procurador del rey, haber dicho “Sáhara Occidental ocupado” en una entrevista que le hizo el diario alemán Bild;  el periodista marroquí, que viajó a Alemania a recoger un premio internacional, dijo que fue un error de traducción del árabe al alemán . En mayo de 2016 fue absuelto de unos cargos que le podrían haber supuesto hasta cinco años de cárcel.

Ali Anouzla ya cumplió un mes de prisión en 2013 tras enlazar un vídeo de Al Qaeda publicado en un blog de El País. El medio que dirigía entonces fue cerrado y el juicio sobre aquel caso sigue pendiente.

Otro periodista, Ali Lmrabet, también tuvo problemas con la justicia marroquí por el tema del SáharAli-Lmrabeta. En 2005 le fueron impuestos diez años de inhabilitación para el ejercicio del periodismo por declarar al semanario Al-Mustaqil que los saharauis de los campamentos de Tinduf (Argelia) son refugiados y no están secuestrados por el Frente Polisario, como mantiene la propaganda oficial marroquí.

Lmrabet ya fue condenado en 2003 a cuatro años de cárcel por unos artículos críticos con el rey Mohamed VI.  Después de una huelga de hambre y una campaña de apoyo internacional quedó en libertad en enero de 2004  por un indulto real.

Tanto Ali Anouzla como Ali Lmrabet fueron incluidos en la lista 100 “héroes de la información”  2014 de Reporteros sin Fronteras (RSF).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s