Hammadi y Guebbel mantienen la dignidad con su huelga de hambre

Hayat Rguibi

Smara (Sáhara Occidental), 3 mayo 2017.-

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa queremos dar voz a los hermanos y activistas Hammadi Nasri y Guebbel Jouda Bannahi,  que realizan una huelga de hambre para denunciar la situación que viven los activistas de Derechos Humanos por la actuación del gobierno marroquí en el Sáhara Occidental.

Damos todo nuestro apoyo y solidaridad a los dos compañeros, que desde el 17 de abril están en huelga de hambre ante el ayuntamiento de Smara; esta noche Guebbel Jouda Bannahi ha tenido que ser llevada en ambulancia al hospital al empeorar su salud; la policía ha impedido a los acompañantes entrar en el centro sanitario y estos se han manifestado en solidaridad con Guebbel. Hace tres días  Hammadi tambieén fue llevado a urgencias

Hammadi y Guebbel están en huelga de hambre para denunciar la represión del régimen marroquí contra los activistas saharauis de Derechos Humanos y contra el silencio y bloqueo informativo  que quiere imponer a la población saharaui.

IMG-20170503-WA0006 (1)

Hammadi Nasri, en el centro

Pretenden hacer invisible nuestra lucha y condenarnos al olvido, objetivo que de ningún modo pueden conseguir. Hacemos un llamamiento a sumar esfuerzos en solidaridad con estos compañeros y hacer frente a la violación de los Derechos Humanos que sufren cada día los saharauis por el mero hecho de serlo, en especial los que luchan por la justicia y la dignidad.

Hammadi Nasri, expreso político, es un activista que estuvo desaparecido, preside la organización “El sol de la libertad” para la protección de los defensores de Derechos Humanos.  Ha presidido la rama en Smara de la Asociación marroquí de Derechos Humanos, es miembro del Consejo coordinador de la asociación saharaui para víctimas del maltrato por parte del régimen de Marruecos (A.S.V.D.H) y de la Asociación francesa en solidaridad con los pueblos de África (A.F.A.S.P.A).

Fue secuestrado por los servicios de inteligencia marroquí el 05/01/1992 y pasó 25 días en su sede. El 22 de agosto 1992 fue detenido junto a un grupo de activistas en la frontera argelina con Marruecos (Wajda) cuando intentaban llegar a Argelia para participar en los actos de la revolución saharaui. El 06/10/1992 fue secuestrado y torturado en El Aaiún junto con otros cuatro saharauis, lo que causó un levantamiento en Smara para pedir su libertad.

El 19 de junio del 2002 fue encarcelado bajo el “argumento” de ser uno de los responsables de los sucesos  revolucionarios que vivió Smara en 2001. El tribunal de El Aaiún le condenó a un año y medio  de prisión y pasó nueve meses en la cárcel negra de El Aaiún  y otros nueve en la  de Eit Malul.

Formó parte del valiente grupo de siete activistas que visitaron públicamente los campamentos de refugiados saharauis y  le encarcelaron otra vez el 8 de octubre de 2009; su caso fue a un tribunal militar y después a otro civil; pasó más de 19 meses en las cárceles marroquíes. Se retuvo su paga más de 16 meses, obligándole a desplazarse a Marruecos para trabajar.

Participó activamente en la recepción de los presos políticos puestos en libertad, como la que se hizo al gran Sidi Mohamed Dadash y a otros presos en Smara.

Intervino en la intifada de Smara y sufrió rotura de la nariz a consecuencia de una brutal paliza el 19 de abril de 2015; las fuerzas de represión marroquíes entraron a su casa varias veces sin previo aviso y rompieron su coche en 2012.

Hizo varias huelgas de hambre tanto en  la cárcel como fuera,  la última el 09/10/2016 para pedir estar cerca de sus familiares y que dejasen de aplicarle una política de marginación.

Guebbel Jouda Bannahi es una firme luchadora que ha dedicado su vida al servicio de la causa nacional y a su pueblo. El invasor la despojó de su salario y fuente de sustento como venganza a su permanente activismo. el 06/10/1992.  La despojaron de su salario pero no pudieron, ni podrán, despojarla de sus principios y convicciones.

No es la primera mujer, ni será la última, en sufrir las consecuencias de la atroz política de empobrecimiento y privación de los medios de vida implantada por el invasor.

Guebbel padece una discapacidad permanente, secuela de su lucha y activismo. Rompió los esquemas del ocupante, que se vengó obstaculizando su movilidad. Ni sus lesiones, ni las presiones policiales impidieron que continuara en su lucha política y por los Derechos Humanos.

IMG-20170503-WA0002 (1)pp

Es una luchadora paciente, generosa, sabia, revolucionaria, comprometida, honesta y sincera, con una profunda fe en su justa causa y convicción en la victoria final. Es una fuente permanente de aportación, con voluntad y convicciones inquebrantables.

Dio al ocupante lecciones de orgullo y grandeza desde el heroico barrio de Tan Tan en la ciudad ocupada de Smara, un enclave de la lucha pacífica, rompiendo la espina del invasor ante la solidez de su determinación.

Convirtió los cantos a la libertad en himnos de victorias diarias, que alimentan todos los rincones del territorio ocupado.Es consciente de que el sacrificio es la vía al cumplimiento del compromiso de la fidelidad.

Asumió el estandarte la intifada como opción para la expulsión del ocupante y convirtió el enfrentamiento en una actividad diaria y renovable. Resistió a la política del invasor hasta crearle un nudo en la garganta que le dificulta respirar.

Guebbel Jouda Bannahi es un árbol que refleja las estaciones de la gloriosa historia de nuestro pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s