RSF: Empeora la libertad de prensa en Marruecos y en el Sáhara Occidental

2017_MAPA.CLASIFICACION_ESP

Alfonso Lafarga.-

La libertad de prensa en Marruecos y en el Sáhara Occidental ha registrado “un lento pero continuo deterioro” según el último informe de Reporteros Sin Fronteras (RSF), que sitúa a Marruecos en el puesto número 133 de 180 países  de la Clasificación Mundial 2017 sobre libertad de prensa en el mundo, perdiendo dos puestos respecto a la del año anterior.

Marruecos está detrás de países como Uganda, Congo. Mali , Camerún, Zimbabue, Angola,  Nigeria  o Kuwait y justo un puesto delante de Argelia.  Para RSF Mauritania y los países del África subsahariana tienen más libertad de prensa que Marruecos.

RSF dice textualmente: “En Marruecos los medios de comunicación independientes padecen presiones políticas y económicas de las autoridades del reino, que buscan disuadirlos de tratar temas delicados. La prensa extranjera no se encuentra a salvo: la expulsión de periodistas manu militari aumentó en 2016; las autoridades usaron el pretexto de que carecían de autorización para filmar. 80% del territorio del Sahara Occidental –un territorio no autónomo según la ONU– se encuentra controlado por Marruecos. Los periodistas-ciudadanos que intentan informar sobre las violaciones a los derechos humanos, son amenazados y perseguidos”.

En noviembre de 2016 Reporteros sin Fronteras pidió a Marruecos acabar con “todas restricciones a la información en el Sáhara Occidental”, así como detener “las violaciones de los derechos de los saharauis y periodistas extranjeros” que cubren los acontecimientos en la excolonia española.

“Con las detenciones de periodistas durante las manifestaciones, los juicios a periodistas ciudadanos saharauis y las expulsiones de periodistas extranjeros, las autoridades marroquíes le hacen la vida imposible a los trabajadores de los medios y mantienen un control arbitrario sobre la información en el territorio”, señaló RSF.

La organización mundial de periodistas incluyó las siguientes palabras de su responsable para el Magreb, Yasmine Kacha: “Los testimonios recogidos sobre el terreno son abrumadores para las autoridades de Marruecos”. “¿Hasta cuándo se mantendrán estas restricciones a la libertad de información? Es urgente y necesario que los periodistas tengan libertad para informar de lo que está sucediendo en este territorio en alta tensión, así como arrojar luz sobre las violaciones de derechos humanos, algo para lo que la MINURSO no está habilitada para documentar”.

RSF reseñó los siguientes casos contra la libertad de prensa en 2016, aunque dijo que tenía constancia de más:

-Said Amidan y Brahim Laajail, dos periodistas ciudadanos que colaboran con Equipe Média Sahara, fueron detenidos en el sur de la ciudad marroquí de Guelmim el 30 de septiembre y retenidos durante tres días. Acusados de “atacar a un funcionario público”, creen que la verdadera razón de su detención es que habían estado acompañando a activistas españoles que llegaron para investigar la situación humanitaria en el Sahara Occidental.

-La reportera de RASD-TV Nazha Elkhaledi fue detenida el 21 de agosto mientras cubría una manifestación de mujeres saharauis en Foum El Ouad, un pueblo cerca de la ciudad saharaui de El Aaiún.

-Expulsión de la periodista independiente francesa Camille Lavoix, el 23 de octubre de 2016, de la ciudad saharaui de Dajla, desde donde informó para la revista M le magazine (publicado por Le Monde). “Mientras estaba detenida, se suspendieron sus cuentas de email y sus tarjetas SIM. Se trata de la quinta vez que Marruecos expulsa a un periodista extranjero desde el comienzo del año”.

Periodistas extranjeros expulsados

Captura

El de Camille Lavoix no fue el único caso de expulsión de periodistas internacionales durante 2016; hubo otros, aunque no han sido citados por RSF:

-El 6 de mayo fueron expulsados de El Aaiún a los periodistas polacos  Dominik  Sipiniski y  Anna  Suzanna Olczak, expertos en  la cubertura de  conflictos  internacionales. Se trasladaban a Dajla para producir un documental.

-El 24 de julio el periodista alemán Axel Javier Sulzbacher fue obligado a salir de El Aaiún, donde iba a visitar a Hmad Hammad, activista saharaui y vicepresidente de Codapso.

-El  26 de diciembre el periodista Roger McShane, de The Economist, que se encontraba en El Aaiún para hacer un informe sobre la situación de los Derechos Humanos, fue obligado a volar a Casablanca.

-Ya en 2017,  la policía marroquí detuvo en El Aaiún al fotoperiodista catalán Bernat Millet, al que en comisaria se le obligó a borrar las fotos que había hecho antes de ser expulsado.

Según un informe de los periodistas de Equipe Media publicado a primeros de año, el Sáhara Occidental es “prácticamente inaccesible para los medios de comunicación”.

Periodistas saharuis en prisión

En las cárceles marroquíes se encuentran en la actualidad, al menos, los   siguientes periodistas saharauis:

-Mohamed Bambári, detenido el 26 de agosto de 2015 y con dos condenas, una de doce años de prisión y otra de seis; de la Cárcel Negra de El Aaiún fue trasladado a la de Ait Melloul, en Marruecos.

-Salah Lebsir cumple una condena de cuatro años de cárcel en Ait Melloul (Marruecos) y fue detenido en 2013 por filmar una manifestación en Smara,

-Walid Albatal, de Smara News, condenado en diciembre de 2016 a 14 meses de cárcel.

Captura 2

Según Equipe Media, las condenas de periodistas no se dictan por delitos de opinión y se han utilizado delitos como “obstruir la circulación”, “atacar a un empleado público” u  “organizar una banda criminal, encender incendios y destruir pertenencias públicas”.

El acoso a los periodistas saharauis, que trabajan en la clandestinidad para romper el bloqueo informativo que impone el gobierno marroquí, es diario como lo demuestras los casos siguientes, que tampoco recoge RSF:

-Enero de 2016: coches de la policía marroquí rodearon la casa del periodista y coordinador de Equipe Media Mayara Mohamed, quien en 2007 perdió su empleo en el Ayuntamiento de El Aaiún y en 2013 fue  suspendido de empleo y sueldo como profesor de Historia.

-29 de marzo: un agente de paisano confiscó en Rabat la cámara al reportero de la RASD TV Hamdi Rguibi, tras lo que es golpeado por la policía, lo mismo que ocurrió la semana anterior a la periodista Salha Boutenguiza

-11 de julio: la policía hostigó la casa de la activista y miembro del Centro Saharaui para la Información y las Comunicaciones Aslyama Limam, tras haber participado en el Congreso Extraordinario del Frente Polisario celebrado en los campamentos de refugiados saharauis.

-22 de agosto: la periodista saharaui Nazha Khalil fue puesta en libertad después de pasar la noche en prisión. Corresponsal de Rasd TV y miembro de Equipe Media fue detenida el día anterior cuando cubría una manifestación del Foro de Futuro de Mujere, agredida y confiscada su cámara.

-22 de septiembre: el periodista saharaui Abrabou Badi fue detenido cuando iba a filmar el testimonio de su hermano Mustafaa Almarufi, que había sido golpeado por fuerzas marroquíes tras reclamar los atrasos por su trabajo en el instituto de El Aaiún en el que es profesor. Tras ser interrogado durante varias horas fue liberado.

-29 de noviembre: el tribunal de primera instancia de Guelmim (sur de Marruecos) condenó a los periodistas de Equipe Media Said Amidan y Brahim Laajil a cuatro y tres meses de prisión, respectivamente. Fueron detenidos el 30 de septiembre de 2016 cuando iban a Agadir para estudiar en la universidad; fueron torturados durante el interrogatorio de 72 horas que padecieron antes de ser puestos en libertad condicional.

-9 de febrero 2017: la policía marroquí detuvo en El Aaiún, en el transcurso de una operación para expulsar al fotoperiodista Bernat Milletal, a los miembros de Equipe Media Ahmed Brahim Ettanji, Brahim Laajil, Mohamed Saleh Zarouali y Bachar Mohamed Hamadi, que fueron puestos en libertad horas después,

El acoso a los periodistas saharauis se intensificó en los primeros meses de 2017 durante  el juicio  a los 24 presos del grupo de Gdein Izik, en Salé, cerca de Rabat. La Red de Noticias del Sáhara Occidental 24 Horas (Sawt Al Jamahir) denunció que  se les impedía cubrir el juicio, fueron desactivadas las redes de telefonía e internet cercanas al tribunal y Facebook llegó a bloquear una página  de Equipe Media, interpretado como  “resultado de denuncias contra su página por parte del Estado marroquí”. Un periodista de EM fue agredido mientras grababa imágenes y  el corresponsal de varios medios locales Mohamemed Dadi fue detenido por la policía.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s