Bujari Ahmed: La intensa relación con España del representante del Polisario ante la ONU

ahmed-bujari. NNUU

Alfonso Lafarga.- Bujari Ahmed, el diplomático saharaui fallecido en un hospital de Bilbao el 3 de abril y que durante 17 años mantuvo en la esfera internacional la lucha del Frente Polisario por la independencia del Sáhara Occidental desde la ONU, tuvo una intensa relación con España, donde estudió, fue el primer delegado “reconocido” del Frente Polisario, estuvo respaldado  por unas fuerzas políticas y llegó a ser expulsado del país por otras.

Nacido en 1954 en Tiris, la patria del verso saharaui, Bujari militó desde joven en el Frente Polisario e inició los estudios de Derecho en la Universidad de la Laguna, en Santa Cruz de Tenerife, que continuó en la Universidad Complutense, en Madrid. En el último año de carrera sufrió la primera expulsión de España por su militancia activa en el Polisario; enviado a Mauritania, de allí se trasladó con una beca a Túnez. La asignatura que le quedó pendiente en Derecho la aprobó años después.

En otra ocasión, Bujari Ahmed ni siquiera pudo entrar en  la capital de España: El 19 de febrero de 1978 llegó al aeropuerto de Barajas procedente de México y tuvo que continuar viaje a Italia. El Gobierno de Adolfo Suarez actuó así contra el dirigente saharaui por haber declarado trece días antes, en Las Palmas de Gran Canaria, que si España ratificaba el acuerdo de pesca con Marruecos para el Polisario seria  como una declaración de guerra.

El abogado socialista asturiano Antonio Masip, primer presidente de la  Asociación de Amigos del Sáhara, creada en 1975,  dijo que  la expulsión  era “un contrasentido” y que “la dimisión de Marcelino Oreja (ministro de Asuntos Exteriores) sería un paso importante para conseguir la normalización de las relaciones de España con el norte de África”.

Más de siete años después tuvo lugar la tercera expulsión de Bujari, cuando era el representante saharaui para Europa, con residencia en Madrid. Todo fue consecuencia del ataque que  el Frente Polisario realizó el 21 de septiembre de 1985 contra el pesquero canario El Junquito por faenar en aguas saharauis bajo bandera marroquí, en el que murió el contramaestre Guillerno Batista,  y contra la patrullera de la Armada Tagomago que acudió en su auxilio, muriendo el cabo José Manuel Castro.

El Gobierno de Felipe González ordenó ocho días después del ataque el cierre de las oficinas del Frente Polisario  en España –que no se volvieron a abrir hasta 1989- y la expulsión de todas las personas identificadas como miembros del movimiento de liberación saharaui. El titular de la representación en Madrid, Sidi Shamed Mohamed, y el secretario, Mohamed Hadel Mohamed, abandonaron el país el 1 de octubre.

Ese mismo día, Bujari Ahmed fue detenido por la policía cuando  iba a entrar en un restaurante en la plaza de Tirso de Molina de Madrid, donde unas 200 personas, entre amigos del pueblo saharaui y  miembros del Partido Comunista de España (PCE), iban a ofrecerle una cena de despedida. Fue conducido al aeropuerto de Barajas, pasó la noche en dependencias policiales, y al día siguiente salió hacia Argelia.

La detención del representante saharaui fue calificada por el vicesecretario general del PCE, Enrique Curiel, como “injustificable” y dijo que era  “una vuelta a los tiempos del franquismo” ;  los asistentes a la cena  gritaron  “Polisario vencerá” y “Bujari, estamos contigo”.

En señal de protesta, al día siguiente varios centenares de personas se congregaron en Madrid  frente a la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores,  entre las que se encontraba Enrique Curiel y el secretario general de Comisiones Obreras, Marcelino Camacho, y en Santa Cruz de Tenerife. Los grupos políticos vasco y mixto consideraron un error  la expulsión de España de los representantes saharauis y Alianza Popular (AP) criticó el cambio de postura del Partido Socialista con el Frente Polisario.

Bujari-Gonzalez6

Bujari  junto a Felipe González en septiembre de 1977

Fue Felipe González cuando estaba en la oposición quien el 6 de septiembre de 1977, junto a otros destacados socialistas, presentó a Bujari en una rueda de prensa en Madrid en la sede del PSOE, en la que el asesor del secretario general del Frente Polisario pidió la intervención de España para poner fin al conflicto en el Sáhara Occidental.

Antes de ser nombrado representante permanente del Frente Polisario ante las Naciones Unidas, cuya labor diplomática ha sido elogiada por los dirigentes saharauis,  Bujari Ahmed fue embajador en varios países latinoamericanos y formó parte de varias comisiones de alto rango de la diplomacia saharaui, entre otras las  las conversaciones con Marruecos que tuvieron lugar en Manhasset, en las afueras de Nueva York,

Su presencia en España era frecuente, participando en conferencias como los encuentros sobre el Sáhara que organizan todos los años las universidades públicas madrileñas,

La Delegada Saharaui para España, Jira Bulahi, ha dicho de Bujari que fue “un luchador con fuerza y convicción, abnegado, leal a sus principios, firme en sus decisiones, claro en sus planteamientos” y que estaba “convencido de la victoria de su pueblo.

Bujari Ahmed será enterrado en el campamento de refugiados de Smara, en Tinduf (Argelia).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s