Abril saharaui: Los Derechos Humanos en segundo plano y la sordera de Francia

saharadic

Alfonso Lafarga.-

La Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) no tiene entre sus funciones, una vez más, la vigilancia de los Derechos Humanos, permanente reclamación saharaui que año tras año frustra Francia, la gran protectora del régimen de Marruecos, invasor y ocupante de la excolonia española.

Pero en esta ocasión los Derechos Humanos quedaron en segundo plano ante las especiales características de la prórroga de la misión de las fuerzas de la ONU: En lugar de un año, como se venía haciendo desde 2008,  el mandato es para seis meses, hasta el 31 octubre de 2018, y en la resolución, aprobada con doce votos a favor y las abstenciones de Rusia, China y Etiopía, se insta a Marruecos y al Frente Polisario a retomar las negociaciones para poner fin al conflicto.

La importancia de esta la decisión fue destacada por  el coordinador saharaui con la MINURSO, Mhamed Jadad, que dijo que  se deberá llegar a una quinta ronda de negociaciones sin condiciones previas y de buena fe y que el Consejo de Seguridad “quería poner fin a la situación actual que se vive en el Sáhara Occidental que Marruecos y Francia intentan perpetuar tratando de mantenerla en el statu quo”.

Esto, unido a la ruptura de relaciones de Rabat con Irán, país al que acusó de armar, financiar y formar al Frente POLISARIO a través de Hizbulá, el partido chií dominante en el Líbano, desmentido por ambas organizaciones, hizo que la no inclusión de los DDHH entre las funciones de la MINURSO haya pasado casi desapercibida y sin muestras de rechazo.

La MINURSO, creada por la Resolución 690 del Consejo de Seguridad de  29 de abril de 1991,  es la única misión de paz de la ONU que no vigila el cumplimiento de los Derechos Humanos. De las quince misiones desplegadas actualmente en los cinco continentes, ocho se encuentran en África y,  excepto la del Sáhara, contemplan “la protección de la población civil y los  Derechos Humanos”. Así ocurre con la MINUSCO (República Centroafricana), MINUSMA (Mali),  MONUSCO (República Democrática del Congo), UNAMID (Darfur), UNISFA (Abyei), UNNIL (Liberia) y UNMISS (República de Sudán del Sur). El pasado año se clausuró la ONUCI, la operación de NNUU en Costa de Marfil, al completarse con éxito su mandato el 30 de junio de 2017.

En abril de 2013 Estados Unidos presentó un proyecto de resolución para incluir los DDHH  en los cometidos de la MINURSO, pero Francia, con el respaldo de España, que forma parte del Grupo de Amigos del Sáhara Occidental junto a  la propia  Francía, EEUU, Reino Unido y Rusia, frustró la iniciativa.

Precisamente en Francia, en el ayuntamiento de Ivry-sur-Seine, la ciudadana francesa  Claude Mangin-Asfari se encuentra en huelga de hambre desde el 18 de abril para reclamar poder visitar a su marido, el preso político saharaui Naama Asfari, condenado a 30 años de cárcel en el juicio de Gdeim Izik y preso desde 2010 en cárceles marroquíes.

El Gobierno de Francia, considerada la patria de los Derechos Humanos, no se ha pronunciado sobre la reivindicación de su ciudadana, expulsada en cuatro ocasiones de Marruecos, a donde acudió para ver a su marido. Políticos, abogados, artistas y miembros de varias asociaciones se han dirigido al presidente de la República Francesa para que se interese por el caso, pero Emmanuel Macron guarda silencio, lo mismo que con otra carta de académicos e investigadores internacionales que han denunciado la gran responsabilidad de Francia en la no descolonización del Sáhara Occidental y que piden se corrija esta posición.

Las violaciones de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental controlado por Marruecos se producen a diario y debe ser por eso que Hamad Hammad, vicepresidente del  Comité de Defensa del Derecho de Autodeterminación del Pueblo del Sáhara Occidental (CODAPSO), dijo desde El Aaiún que es “un error” hablar de los Derechos Humanos en los territorios ocupados porque nunca han existido.

“Las fuerzas de ocupación  -añadió- no invadieron el Sáhara para respetar nuestros derechos, todo lo contrario, invadieron el territorio  con un plan de exterminio  de la población civil saharaui. Aquí no existen  los derechos cívicos, políticos, sociales, culturales, los derechos y libertades personales. La ocupación sigue torturando, sigue violando sistemáticamente  los derechos del pueblo saharaui”.

En abril de 2018, en los territorios del Sáhara Occidental ocupados por Marruecos, en  ciudades del sur marroquí con amplia población saharaui y en las cárceles marroquíes con presos políticos saharauis se cometieron violaciones de los Derechos Humanos, según organizaciones sociales y medios de información saharauis, tanto oficiales como independientes. La siguiente es una relación aproximada:

Abril saharaui 2018 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s