Reporteros Sin Fronteras denuncia la persecución a los periodistas, pero “se olvida” de los saharauis

presos periodistas

  • La información sobre el Sáhara Occidental corresponde a la sección francesa de RSF

  • Seis periodistas saharauis cumplen severas condenas  y cuatro de ellos llevan ocho años en prisión

Alfonso Lafarga.- 

Reporteros Sin Fronteras (RSF), una vez más, ha pasado por alto la persecución de que son objeto los periodistas saharauis en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, que luchan por romper el bloqueo informativo que las autoridades marroquíes imponen en la excolonia española, a la que no permiten el acceso de periodistas internacionales.

Ha sido en el “BALANCE 2018 de periodistas asesinados, detenidos, secuestrados y desaparecidos en el mundo” de RSF, publicado el 18 de diciembre de 2018, como anteriormente ocurrió en la “Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018”, o en el “Informe anual 2017”.

Reporteros Sin Fronteras ha denunciado que en 2018 fueron asesinados en el mundo 80 profesionales de la comunicación -63 periodistas profesionales, 13 periodistas ciudadanos y cuatro colaboradores- por ejercer su labor informativa. En este años se contabilizan 348 periodistas en prisión por actividades relacionadas con su trabajo y hay 60 secuestrados y 3 desaparecidos.

La información sobre la situación de la prensa en el Sáhara Occidental y en Marruecos corresponde a la sección francesa de RSF, pero esta elude la persecución que sufren los periodistas saharauis, que  realizan su trabajo en la clandestinidad, Ni en este ni en informes anteriores se habla de seis periodistas saharauis que llevan años en la cárcel, cumpliendo duras condenas que han sido denunciadas por juristas observadores internacionales por haberse impuesto en juicios sin garantías y sin pruebas.

Es el caso de los siguientes periodistas saharauis presos en cárceles marroquíes, a mas de 1000 kilómetros del Sáhara Occidental:

Abdalahi Lekfuani, detenido en noviembre de 2010, condenado a cadena perpetua; Hassan Dah, detenido en diciembre de 2010, con una pena de 25 años; Mohamed Lamin, preso desde noviembre de 2010 y condenado a 25 años; El Bachir Khada, en la cárcel desde diciembre de 2010 y con 20 años de condena; Mohamed Banbari, detenido en agosto de 2015 y condenado a 6 años de cárcel y Saleh Lebsir, en prisión desde junio 2015 y con 4 años de condena.

Maltratada una periodista a la que requisaron el teléfono móvil

La última detención efectuada por la policía marroquí en el Sáhara Occidental relacionada con la información ocurrió el 4 de noviembre de 2018, en El Aaiún:  la periodista de Equipe Media Nazha ElKhalidi fue arrestada cuando informaba sobre una manifestación, justo el día antes de que se iniciasen en Ginebra las conversaciones propiciadas por la ONU entre el Frente Polisario y Marruecos. La periodista, a la que requisaron el teléfono móvil y que ya sufrió otra detención en agosto de 2016, fue puesta en libertad después de siete horas de interrogatorio y sufrir malos tratos.

De la detención de Nazha ElKhalidi no se ha hecho eco RSF, ni de la que sufrieron el 1 de abril de este año los periodistas Mohamed Salem Mayara y Mohamed Aljomayaai, del colectivo Smara News. La policía marroquí fue a por ellos un día después de publicar un informe televisivo sobre protestas saharauis y el ataque de colonos marroquíes a los activistas, varios de los cuales resultaron heridos, negándoseles atención médica en el hospital de la ciudad.

Condenados en primera instancia a dos años de reclusión con seis meses de cumplimiento, quedaron en libertad el  27 de septiembre, pero el Tribunal de Apelación elevó la ejecución de condena a los dos años. Actualmente están pendientes de lo que resuelva un tribunal de casación.

Según la abogada Inés Miranda, observadora internacional y miembro del Consejo General de la Abogacía Española, los periodistas fueron acusados de “constituirse en organización para delinquir” y “organizar una manifestación violenta” sin elementos probatorios y la condena se basó en la diligencia policial, en la que se decía que iban encapuchados, lo que fue negado por ellos, que aseguran informaban para “Smara News”.

El 2 de mayo  se produjo en El Aaiún otra detención desconocida para RSF: la del periodista Laaroussi Ndour, de 26 años, fotógrafo y editor del grupo saharaui Bentilli Media Center, días después de haber rechazado públicamente cualquier tipo de trabajo bajo la tutela de la ley marroquí.

Una muestra más del acoso a los periodistas saharauis es la sufrida el 12 de noviembre pasado por el coordinador de Equipe Media, Mohamed Mayara: la policía marroquí se presentó en su casa y preguntó a su mujer de que vivían si su marido había sido despedido del trabajo que desempeñaba como profesor, tras lo cual los agentes amenazaron a la familia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s