El ministro Albares evita responder si España modificará su postura sobre el Sáhara

  • El titular de Exteriores asegura que seguirá “en el marco de la ONU” pero no aclara cuál será su actuación en dicho foro

Federico Echanove.-

El Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, evitó aclarar este lunes, durante una comparecencia en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso para exponer las líneas generales de su departamento, si el Gobierno de España ha ofrecido a Marruecos alguna contrapartida relacionada con el Sáhara Occidental para solucionar la crisis diplomática que en los últimos meses ha afectado a las relaciones entre ambos estados a causa, según indicó el propio Marruecos, de la posición del Gobierno de España sobre la excolonia.

En este sentido, Albares repitió, a requerimiento de algunos portavoces de los grupos, lo que ya manifestó escuetamente en una entrevista en el diario “La Vanguardia” el domingo pasado: que dicha posición estará “en el marco de la ONU” y que la relación entre España y Marruecos “es mucho más amplia y rica” y el tema no se circunscribe sólo del Sáhara, pero sin aclarar si dicha actuación en la ONU pudiese implicar un mayor respaldo a las tesis de Marruecos en Naciones Unidas en favor de una supuesta autonomía del territorio sin opción alguna a la independencia.

Eso sí, en el único momento de su intervención en que perdió un poco los nervios a causa de las interpelaciones que sobre el tema le hicieron los portavoces del PNV, Aitor Esteban, y de Bildu, Jon Iñarritu, aseguró que, pese a su voluntad de entendimiento con Marruecos “son los intereses de España y de los españoles lo que me va a guiar, no les quepa la menor duda”.

“Me gustaría que nos dijesen qué rayos es lo que ha pasado en los últimos meses, es como si hubiésemos pasado en la pantalla a negro”, señaló por su parte en su intervención el portavoz del PNV, Aitor Esteban, antes de reclamar del ministro detalles sobre “cuál ha sido el recorrido” hasta llegar al deshielo diplomático escenificado el pasado día 20 con un discurso de Mohammed VI anunciando una pretendida nueva etapa en las relaciones con España. “En qué se ha rectificado o no se ha rectificado de la posición de España, o qué se ha firmado si es que se ha firmado algo”, incidió el diputado vasco tras revelar que la Comisión de Exteriores “no ha conocido nada” sobre el tema y sugerir al ministro que si creía que no debía dar información públicamente, se la suministrase a los grupos políticos en privado.

Aunque la mayor parte de la comparecencia del ministro, la primera tras tomar posesión hace mes y medio, sustituyendo a Arantxa González Laya, estuvo dedicada a la retirada de las tropas españolas de Afganistán, durante la sesión sobrevoló en varios momentos la sombra de las relaciones de España con Marruecos y la reciente ruptura de este último país con Argelia, si bien solo Esteban y el portavoz de EH Bildu se refirieron directamente a la cuestión y los demás lo hicieron de soslayo. No obstante, otros grupos, como el PP y Cs, lamentaron y criticaron que no hubiese habido antes una comparecencia del ministro que hubiese permitido dedicar más espacio y tiempo a cada uno de los temas.

Chantaje de fondo”

El diputado de EH-Bildu Jon Iñarritu reclamó por dos veces al ministro que le aclarase si, en aras del buen entendimiento con Marruecos, España iba a modificar su posición oficial en la ONU en favor de la autodeterminación saharaui sumándose más claramente que hasta ahora a la postura de Francia y respaldando los planes marroquíes de autonomía limitada. Ese escenario sería, según Iñarritu, verosímil, si se tiene en cuenta que la crisis fue impulsada y cerrada “unilateralmente” por Marruecos, ejerciendo sobre la posición de España sobre el Sáhara Occidental un “chantaje de fondo” respecto del que no han existido aclaraciones acerca de si ha tenido o no éxito.

“El Sáhara es una cuestión de responsabilidad directa de España, no es un actor más y la situación del pueblo saharaui fue ocasionada por los ilegales acuerdos de Madrid”, manifestó Iñarritu. Aitor Esteban también enfatizó que “No se puede pasar del pueblo saharaui como si no existiera”, ya que España “tiene unos compromisos con la población saharaui” y “eso es algo que Marruecos debe entender”.

Un comentario en “El ministro Albares evita responder si España modificará su postura sobre el Sáhara

  1. El ocultismo y el engaño son una tradición en el posicionamiento de los sucesivos gobiernos españoles en la cuestión del Sáhara Occidental. En 1975 el ministro de la Presidencia, Antonio Carro, engañó a los entonces procuradores en Cortes afirmando que España nada había decidido aún sobre su provincia sahariana, cuando lo cierto es que ya había firmado el infame Acuerdo Tripartito de Madrid. Ahora el ministro de Exteriores calla sobre las razones que han llevado al sátrapa marroquí a pasar del chantaje a la alabanza a España. Creo que nada positivo para la causa saharaui puede esperarse de este nuevo capítulo del silencio de los corderos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s