El Gobierno afirma defender los Derechos Humanos en casos particulares, pero no se pronuncia sobre la familia Jaya

  • Nuevo ataque de encapuchados marroquíes al domicilio de la activista saharaui Sultana Jaya, que denuncia haber sido violada.
  • El Ejecutivo dice que los Derechos Humanos son un principio rector de su política exterior, que defiende y promociona en todos los países”.

Alfonso Lafarga.-

El Gobierno de España asegura que defiende los derechos humanos en todos los países, ya sea de manera global o en “casos particulares”.

Lo dijo por escrito el Gobierno de Pedro Sánchez a finales de octubre, un mes en el que la activista saharaui Sultana Jaya y su familia sufrieron acoso, agresiones, torturas y malos tratos en su casa de Bojador, en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, hechos que llevan ocurriendo desde hace un año de confinamiento sin orden judicial, con varios asaltos nocturnos a la vivienda, agresiones sexuales incluidas e infección provocada de Covid, por parte de agentes marroquíes. El 15 de noviembre sufrieron un nuevo ataque y Sultana fue violada.

El caso particular de Sultana Jaya y su familia no mereció la atención del Ejecutivo, que afirma que “los derechos humanos son un principio rector de la política exterior del Gobierno de España, por lo que desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación se defienden y promocionan en todos los países”.

“En todas las relaciones con los países, tanto bilateralmente como a través de la Unión Europea, este Gobierno hace valer su defensa, de manera global y en los casos particulares”, afirmó el ejecutivo el 25 de octubre pasado en una escueta respuesta (66 palabras), a la exposición y cuatro preguntas que planteó por escrito (412 palabras) la diputada de Esquerra Republicana Marta Rosique i Saltor, el 16 de septiembre, sobre la persecución y abusos de las fuerzas de ocupación marroquíes que padece la familia Jaya.

La diputada catalana expuso que, según la ONU, el Sáhara Occidental es un territorio no autónomo y el Estado español la potencia administradora, y que no se pueden continuar “obviando y negando las responsabilidades para con dicho territorio, así como tampoco podemos mirar hacia otro lado frente a unas violaciones de los derechos humanos tan graves como las denunciadas por Sultana Jaya, cuyo ´crimen´ es luchar por los derechos de su pueblo”.

Ante esto, preguntó al Gobierno si conocía las graves situaciones sufridas por Sultana Jaya, si estaba realizando alguna mediación diplomática con las autoridades marroquíes para poner fin a las violaciones de los derechos humanos y, en caso contrario, si tenía previsto llevar a cabo alguna actuación al respecto y, por último, qué acciones realiza el Gobierno para velar por la situación que se vive en el Sáhara Occidental.

Desde la respuesta del Gobierno continuaron las agresiones a la familia Jaya, la ultima el 15 de noviembre: varios enmascarados entraron violentamente de madrugada en la casa, golpearon a las mujeres, incluida la madre, de 84 años, a las que sometieron a actos vejatorios y degradantes, y violaron a Sultana, además de causar destrozos y esparcir basura.

Este es el testimonio de Luaara Jaya:

“Las fuerzas de ocupación marroquí entraron esta madrugada, nos agredieron a mi madre y a mí, a Sultana la violaron sexualmente, ahora mismo le estamos poniendo piedras calientes para aliviar el dolor. Fue violada una vez más. ¿Dónde está el mundo?, ¿donde están las organizaciones de derechos humanos?, ¿donde está la Cruz Roja Internacional?, ¿Dónde está la ONU? Una acción ruin la que hemos vivido esta madrugada, pero nuestra voluntad es inquebrantable. Fuimos fuertes y resistentes, seguimos fuertes y resistentes. Le decimos al pueblo saharaui que la violación sexual que sufrimos es por la patria y por la liberación. Damos nuestras vidas, nuestros cuerpos, damos nuestros ojos y dientes, por nuestro pueblo, lo damos todo. Hacemos un llamamiento al mundo, a las organizaciones internacionales, que nos auxilien, que nos salven. Esta es la situación de Sultana, violada sexualmente. Le hemos puesto piedras calientes para aliviar el dolor de la violación con la que quisieron silenciarla y avergonzarla, pero a pesar de ello esta mañana salió para enfrentarse a ellos con su bandera y les dijo: resistiremos, lucharemos, venceremos. Hasta la libertad, hasta la independencia. Resistiremos, resistiremos, hasta la victoria, hasta la libertad, hasta completar la soberanía saharaui”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s