PP, Más Madrid y Compromís acusan a Sánchez de las consecuencias de la crisis con Argelia por el giro sobre el Sáhara Occidental

  • Núñez Feijoó dice que Pedro Sánchez ha convertido a Argelia, nuestro primer suministrador de gas, en “un enemigo energético”.
  • Compromís afirma que somos más vulnerables energéticamente por la traición de Sánchez a la legalidad internacional al plegarse a los deseos del sátrapa marroquí contra el pueblo saharaui.
  • Más Madrid urge a Sánchez a respetar el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.

Alfonso Lafarga.-

El Partido Popular, Más Madrid y Compromís culparon al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de las consecuencias energéticas en el suministro de gas por la crisis con Argelia, originada por el giro en la postura de España sobre el Sáhara Occidental a favor de Marruecos.

En el pleno del Senado celebrado en la tarde del martes, Más Madrid instó a Pedro Sánchez a respetar el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, y Compromís le recriminó que se plegase a los deseos del “sátrapa marroquí”.

El presidente del Gobierno compareció en el Senado para informar sobre el plan de ahorro y gestión energética, y las casi tres primeras horas fueron un debate cara a cara entre Pedro Sánchez y el líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoó.

En el transcurso de su primera intervención, el presidente del PP se refirió a las “debilidades” de la política energética de Sánchez, dijo que “desenchufó energías” que en Europa otros mantienen, y acusó al presidente del Gobierno de convertir a Argelia, nuestro primer suministrador, en “un enemigo energético” tras su giro en la política con el Sáhara Occidental. “Algún día sabremos por qué”, apostilló.

Durante la comparecencia de los demás portavoces de las diferentes formaciones políticas de la Cámara Alta, Pablo Gómez Perpinyá, de Más Madrid, aludió a las palabras que Pedro Sánchez pronunció el 30 de agosto en Alemania durante una rueda de prensa con el canciller alemán, Olaf Scholz, cuando dijo que le “encantaría” poder viajar a Argelia, país con el que sigue abierta la crisis diplomática provocada por respaldar el plan de autonomía marroquí para el Sáhara Occidental.

Perpinyá preguntó al presidente del Gobierno si ha pensado por qué no ha podido, como sí lo han hecho el primer ministro italiano y el presidente francés, “visitar a quien es en estos momentos el principal proveedor de gas natural para garantizar la calefacción a las familias españolas durante el invierno”.

El senador de Más Madrid urgió a Sánchez, “aquí, delante de todos nosotros”, a comprometerse y respetar el derecho de autodeterminación del Sáhara Occidental, a condenar la ocupación marroquí y a retomar las relaciones diplomáticas con Argelia.

“La factura del gas no la va a pagar ni el señor Albares (ministro de Exteriores) ni el rey de Marruecos, la van a pagar las familias trabajadoras”, afirmó Perpinyá, tras lo que pidió al presidente del Gobierno “que no hipoteque la posición internacional de España con aventuras que son contrarias al derecho internacional”.

Carles Mulet, de Compromís, puso de manifiesto que ahora somos más vulnerables energéticamente por la traición de Pedro Sánchez a la legalidad internacional, “al plegarse a los deseos del sátrapa marroquí contra el pueblo saharaui”, lo que hizo “en contra de la voluntad de la soberanía que reside en las Cortes Generales”.

¿A cambio de qué?, se preguntó el senador de Compromís, y respondió: “a cambio de estar hoy mucho peor sin el gas de Argelia”.

En su respuesta a los dos senadores, el jefe del Ejecutivo no aludió a las referencias al Sáhara Occidental.

Fernando Clavijo, de Coalición Canaria, recriminó al presidente del Gobierno, entre otras cuestiones, haber “mentido públicamente” al decir que ha habido un descenso en la llegada de migrantes a Canarias, cuando “ha crecido un 15 por ciento” según los datos del Gobierno de Pedro Sánchez”.

Ante la falta de coincidencia con el presidente del Gobierno sobre la llegada de migrantes a las costas de Canarias, Clavijo concretó que el 31 de agosto de los 9255 migrantes irregulares de 2021 se pasó a 10637 y que hasta el 5 de septiembre llegaron 11.057.

El senador canario dijo a Sánchez que no se podía comparar la llegada de migrantes referida solo a un día y si quería hacerlo le propuso el 7 de abril, cuando el presidente del Gobierno se reunió en Rabat con el rey de Marruecos, Mohamed VI, y llegó a un acuerdo secreto por el que “vendió al pueblo saharaui” y del que “nos enteramos por la prensa”. Ese día también subió la migración, aseguró.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s