El PSOE vota en contra de donar siete millones de euros a los refugiados saharauis

  • El PNV consigue una ayuda en los Presupuestos Generales del Estado para los refugiados saharauis con el apoyo de Unidas Podemos, PP, Ciudadanos, Más País, Compromís, Junts y el BNG. 
  • Los socialistas justifican su no en que la AECID ya cuenta con una importante aportación para los campamentos saharauis. 
  • ERC votó en contra «por error» y se ha excusado ante el Frente Polisario.
  • Médicos del Mundo alerta de la crítica situación humanitaria en los campamentos de refugiados saharauis.

Contramutis.-

El Congreso de los Diputados ha aprobado, con el voto en contra del PSOE, una partida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2023 de siete millones de euros destinada a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia).

La aprobación de esta ayuda se ha producido un mes después de que Médicos del Mundo alertara sobre la “crítica situación humanitaria en la que se encuentran casi 180.000 personas en los campamentos de refugiados saharauis, ubicados en el duro desierto argelino, debido a la reducción alarmante de la ayuda internacional”.

La iniciativa ha sido consecuencia de una enmienda introducida en los PGE por el PNV apoyada por Unidas Podemos, PP, Ciudadanos, Más País, Compromís, Junts y el BNG, con el voto en contra del PSOE, ERC y PDeCAT Vox no participó en ninguna de las votaciones de la jornada.

Fuentes del grupo parlamentario de los republicanos catalanes han manifestado a Público que su voto negativo se ha debido a “un error” y a una «confusión» y han indicado que se han puesto en contacto con el Frente Polisario para excusarse Desde ERC han apoyado en numerosas ocasiones la lucha del pueblo saharaui. 

Concreta la información de Miguel Muñoz que en el PSOE han justificado el voto en contra porque la Agencia Española de Cooperación al Desarollo (AECID) ya cuenta con una importante partida destinada a la población saharaui en términos similares y ese destino “es uno de los más importantes”. Apuntan a que la previsión para los campamentos saharauis es superior a 12 millones de euros para 2023, destacando que en 2022 fueron 8,3 millones.

El PNV ha celebrado la votación y su portavoz, Aitor Esteban, ha declarado: “Estamos satisfechos. Era algo debido después de las últimas circunstancias acerca de la posición del Estado español con respecto al Sáhara. Era lo mínimo que se tenía que hacer”.

Por su parte, el portavoz parlamentario de IU en el Congreso, Enrique Santiago, ha mostrado su “total satisfacción” y que esta enmienda parcial a los PGE “contó con un trabajo previo de diálogo entre los distintos grupos”. Unidas Podemos decidió retirar previamente otra enmienda con la misma finalidad que tenía registrada desde finales de octubre para facilitar que saliera adelante el segundo texto.

Los fondos, según la enmienda, se destinarán a ACNUR (Alto Comisionado Naciones Unidas para los Refugiados) para el “mantenimiento de la infraestructura de los Campamentos de Refugiados en Tinduf”.

“Nos congratulamos por el hecho de que este dinero del Estado español que ACNUR se encargará de administrar sirva de manera efectiva y directa para mejorar las condiciones de las cerca de 175.000 personas refugiadas que desde ya casi medio siglo viven allí en condiciones muy difíciles. De hecho, la mayoría de ellas no han conocido otra forma de vida que la de refugiados desplazados del territorio que les corresponde legítimamente en el Sáhara Occidental ocupado desde hace décadas por el régimen de Marruecos”, apunta Santiago. 

Miguel González indica que “precisamente el mantenimiento de los campamentos de población refugiada saharaui y la ayuda humanitaria destinada a los mismos ha sido una de las defensas que ha hecho el Gobierno frente a las críticas a su postura respecto a la autonomía que propone Marruecos. Y ha sido resaltado en varias ocasiones por el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, en varias ocasiones”.

Agrega que el propio presidente, Pedro Sánchez, destacó este punto en su discurso en la ONU en septiembre pasado: “España va a continuar apoyando a la población saharaui en los campamentos, como ha hecho siempre, siendo el principal donante internacional de ayuda humanitaria a los campamentos de refugiados saharauis”. 

Francisco Carrión, por su parte, escribe en El Independiente que “el no del PSOE coincide con el histórico cambio de posición en el contencioso de la ex colonia española, el último territorio por descolonizar de África e invadido ilegalmente por Marruecos desde 1975”.

Agrega que en los últimos meses, los socialistas habían insistido en que el giro copernicano en la política exterior, con la absoluta soledad parlamentaria, no se vería acompañado de una reducción de la ayuda humanitaria prestada tradicionalmente a los campamentos, “un hecho que esta votación desmiente por completo”.

Médicos del Mundo dan la voz de alarma

Un reciente informe de Médicos del Mundo alertó de que la escasa ayuda internacional, la inflación, los elevados precios de la canasta básica y el prolongado refugio de la población saharaui están deteriorando gravemente las condiciones de vida y salud de las cerca de 180.000 personas refugiadas que dependen, casi exclusivamente, de la ayuda internacional.

Para Médicos del Mundo la crisis alimentaria y de nutrición “es ya una dura realidad de la población saharaui refugiada”, destacando que “la mitad de los niños/as de 6 a 59 meses padecen anemia, uno de cada tres sufre retraso en el crecimiento y solo uno de cada tres menores recibe una dieta adecuada”.

Médicos del Mundo España ha constatado un empeoramiento de la salud de las mujeres durante el periodo de embarazo. En particular, un aumento significativo de las tasas de anemia moderada y severa, que conducen a graves complicaciones durante el parto.  

Según la ONG, la ayuda internacional, de la que depende casi toda la población, disminuyó un 20 por ciento en los primeros seis meses de 2022 en comparación con el mismo periodo de 2021.

La situación es tal que la Media Luna Roja Saharaui, encargada de la distribución de alimentos en los campamentos, ha alertado  de  que  solo  dispone  de  un  stock  de  emergencia  de  dos  meses, remarcando la urgencia de responder ante esta crisis, que podría tener un impacto en todos los sectores de la asistencia humanitaria.

Médicos del Mundo ha hecho un llamamiento a los movimientos solidarios con el pueblo saharaui y a las agencias y organismos internacionales para hacer frente a esta crisis olvidada, “antes de lamentar daños devastadores para la población refugiada saharaui”.

También se ha dirigido a los medios de comunicación para que compartan la realidad que viven las personas refugiadas saharauis, y al Gobierno español “por su deuda histórica y responsabilidad jurídica hacia las personas saharauis”.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s