Felipe VI destaca la nueva etapa con Marruecos

  • El jefe del Estado afirma que esta nueva etapa debe permitir avanzar sobre pilares más fuertes y sólidos.
  • El rey declara que las relaciones con el Magreb se tienen que basar en los principios de respeto mutuo, respeto de las respectivas esferas de soberanía y en el cumplimiento de los acuerdos. 
  • El monarca, que clausuró la VII Conferencia de Embajadores, no hizo alusión al Sáhara Occidental ni al cambio de postura del Gobierno; tampoco se refirió a la situación de los Derecho Humanos en la región.
  • La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, no asistirá a la Reunión de Alto Nivel (RAN) con Marruecos.

Alfonso Lafarga.-

El rey Felipe VI se refirió en la VII Conferencia de Embajadores, celebrada en Madrid, a la nueva etapa iniciada con Marruecos, que tiene que llevar a avanzar sobre pilares más fuertes y sólidos.

Felipe VI, que clausuró la reunión de embajadores españoles en el mundo, que inauguró el 9 de enero el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, resaltó la importancia de las relaciones de España con los países del Mediterráneo y el Mundo Árabe, de las que dijo “son singulares, por nuestra geografía y nuestra historia, y deben ser prioritarias”.

Afirmó que “la complejidad y las dificultades son grandes en la región, vienen de lejos y requieren la atención constante de la comunidad internacional”, a lo que añadió que “tenemos vínculos muy profundos, así como necesidades y oportunidades compartidas que nos interpelan”.

El jefe del Estado dijo que en esta región, quizá más que en ninguna otra fuera de la Unión Europea, “están las bases de nuestra propia seguridad y de nuestra prosperidad”, por lo que “es muy importante la atención que hemos recabado de nuestros socios y aliados hacia esta Vecindad o Flanco Sur, en el que España tiene tanto que decir, que hacer y que aportar”.

Habló de Marruecos y declaró que se ha iniciado “una nueva etapa que debe permitirnos avanzar sobre pilares más fuertes y sólidos”, y añadió que con los vecinos magrebíes -Argelia, Mauritania, Túnez y espera que también con Libia- hay que tener las mismas relaciones, “basadas en los principios de respeto mutuo y de respeto de nuestras respectivas esferas de soberanía, de cumplimiento de los acuerdos y de genuina cooperación”.

La referencia a Marruecos tiene lugar en medio de la crisis diplomática y comercial con Argelia después del giro de Pedro Sánchez a la histórica postura de España -respaldo a la autodeterminación del pueblo saharaui- y pasar a apoyar la propuesta marroquí de autonomía para el Sáhara Occidental, que considera es “la base más seria, realista y creíble”.

En el discurso de Felipe VI ante los embajadores no hubo alusión alguna al cambio registrado en la postura mantenida hasta ahora por los anteriores gobiernos de España sobre el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, ni a la situación de los Derechos Humanos tanto en el excolonia española como en el Magreb.

Si los citó al referirse a América Latina y el Caribe, donde dijo que los objetivos y prioridades de la diplomacia española se han centrado en ayudar al fortalecimiento de las instituciones, la promoción de los Derechos Humanos y la igualdad de género, entre otras cuestiones.

El monarca sí hizo una defensa de los Derechos Humanos en la visita que realizó a Cuba en noviembre de 2019; en la cena que ofreció al presidente Miguel Díaz Canel dijo que “es en democracia como mejor se defienden los Derechos Humanos”.

Esta defensa de los Derechos Humanos no la manifestó en los dos viajes que lleva realizados a Marruecos -julio de 2014 y febrero de 2019-, cuyo régimen ha sido denunciado por violarlos en el Sáhara Occidental por organizaciones como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, el Centro Robert F. Kennedy y la Red Euromediterranea de Derechos Humanos.

En su día, Felipe VI defendió la libre determinación del pueblo saharaui. Fue ante la LXXI Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, el 20 de septiembre de 2016, donde textualmente dijo: “España apoya los esfuerzos de Naciones Unidas en favor de una solución política, justa, duradera y mutuamente aceptable que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de disposiciones compatibles con los propósitos y principios de la Carta de Naciones Unidas”.

Yolanda Díaz no aisitira a la Reunión de Alto Nivel con Marruecos

Sobre Marruecos, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha anunciado en Níger, donde inicia una gira por tres países de África Occidental, que España y Marruecos celebrarán su primera Reunión de Alto Nivel (RAN) en siete años los días 1 y 2 de febrero, en la capital marroquí Rabat.

Albares ha declarado que la reunión –bloqueada hasta ahora por Rabat–, es la primera de este tipo desde 2015 y que se trata de “uno de los grandes hitos de la hoja de ruta acordada con Marruecos el pasado mes de abril”.

A la reunión, asistirá el presidente Pedro Sánchez y diez ministros, pero no la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, según información de Público. El diario señala que el encuentro llega después de que Pedro Sánchez protagonizara hace casi un año (en marzo de 2022) un hecho sin precedentes en las relaciones entre España y Marruecos, por un lado, pero que también terminó afectando a la diplomacia con Argelia, al aceptar el plan de autonomía marroquí para el Sáhara Occidental.

Yolanda Díaz criticó el giro del PSOE, que calificó de “incoherente”, y denunció la “opacidad” con la que, a su juicio, se había tomado esta decisión. “Ahora, la vicepresidenta insiste en su posición y no acudirá al encuentro bilateral con las autoridades marroquíes”.

“No entendemos con qué legitimidad se pretende defender los derechos de los ucranianos mientras se entregan los derechos del pueblo saharaui”, aseguraron entonces desde Podemos, que recordaron que la decisión de Sánchez “supone un giro en la posición de nuestro país frente a las resoluciones de Naciones Unidas, que hablan de autodeterminación del pueblo saharui, del programa del PSOE y del acuerdo de Gobierno”, agrega la información de Público.

Un comentario en “Felipe VI destaca la nueva etapa con Marruecos

  1. Felipe VI y Pedro Sánchez van de la mano en cuanto a las relaciones con Marruecos se refiere. Ambos defendieron en su momento rel derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, para ahora enterrarlo en beneficio del interés del chantajista sátrapa marroquí.
    Los ministros de Podemos e Izquierda Unida hacen muy bien en no ir a Rabat a bajar la cabeza ante Mohamed VI, entre otras cosas porque podrían entrarles unas ganas irrefrenables de vomitar. Para doblarse ya están Sánchez y Albares.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s