La ONU desautoriza a la justicia marroquí: la detención de 14 saharauis del grupo El Uali fue arbitraria

 

Captura

  • La ONU exige la libertad de cuatro universitarios saharauis del Grupo El Uali que continúan en prisión cumpliendo penas de diez años cada uno.

  • Los estudiantes sufrieron torturas y fueron obligados a firmar atestados inculpatorios.

 

Cristina Martínez Benítez de Lugo.- 

El Grupo de trabajo sobre detención arbitraria del Consejo de derechos humanos de la ONU ha dictaminado que la detención de 14 estudiantes saharauis del grupo Compañeros de El Uali fue arbitraria. Pide la liberación de los cuatro que todavía siguen en la cárcel y la reparación a todos ellos.

Este órgano de la ONU afirma en una resolución publicada el 31 de marzo que los estudiantes fueron detenidos sin garantías, sufrieron torturas y fueron obligados a firmar los atestados inculpatorios  sin que el juez rechazara estas confesiones forzadas. La asistencia jurídica no tuvo garantías y fue inexistente en varias etapas del procedimiento, y se prohibió en la mayoría de los casos la presencia de observadores internacionales, activistas y familiares.

El grupo Compañeros de El Uali estaba constituido por estudiantes saharauis de las universidades de Agadir y Marrakech que defendían la causa saharaui. Se manifestaron el 23 de enero de 2016 por la inacción de las autoridades marroquíes ante un ataque con arma blanca, en diciembre de 2015, a un estudiante saharaui que resultó gravemente herido. Un grupo de estudiantes marroquíes se enfrentó a los saharauis con el resultado de un herido saharaui y un marroquí muerto “sin que se sepa hasta hoy cómo murió y cuáles fueron los responsables”, según el dictamen del Grupo de trabajo de la ONU.

El Grupo de trabajo observa que, como en otras ocasiones, se produce una discriminación hacia los saharauis al no haberse abierto una investigación simultánea por los dos hechos delictivos: Marruecos persiguió a los saharauis, pero no investigó el ataque de marroquíes contra el estudiante saharaui.

También destaca el Grupo de trabajo que, en el interrogatorio, las preguntas versaron sobre su activismo político y su relación con el Frente Polisario, por lo que su detención está ligada a la expresión de una opinión política.

Ante estos hechos, no rebatidos por el Gobierno marroquí en el expediente, el Grupo de trabajo emitió un dictamen determinando que las detenciones fueron arbitrarias y pide al gobierno marroquí que tome las medidas pertinentes para reparar la situación de estos catorce condenados mediante la inmediata puesta en libertad de los cuatro que permanecen en prisión y una indemnización para todos ellos.

De los 15 miembros del grupo, 14 pusieron una denuncia ante el Grupo de Trabajo sobre detenciones arbitrarias. Condenados a 3 años fueron Brahim Moussayih, Mustapha Burgaa, Hamza Errami, Salek Baber, Mohamed Rguibi, Ali Charki, Aomar Ajna, Nasser Amenkour, Ahmed Baalli, Omar Baihna, ya en libertad. A 10 años Aziz El Ouahidi, Mohammed Dadda, Abdelmoula El Hafidi y Elkantawi Elbeur, que siguen presos.

Bassir

Husein Bachir

Existe otro miembro del grupo, Husein Bachir, que fue encarcelado en enero de 2019 tras ser entregado a Marruecos por la policía española a pesar de haber pedido asilo político en España. Su condena es de 12 años y está pendiente de apelación.

El Grupo de trabajo estima también que deben reenviarse las alegaciones de tortura al Relator especial sobre la tortura y otras penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes y al Relator especial sobre la promoción y la protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, para que tomen medidas.

Y pide al gobierno de Marruecos que lleve a cabo una investigación para que se diluciden responsabilidades por todas estas violaciones de derechos. Pregunta a Marruecos si ha modificado su legislación o su práctica para asimilarlas al derecho internacional.

En los últimos tres años el Grupo de trabajo ha censurado a Marruecos en los casos de los saharauis Laaroussi Ndor, Mbarek Daoudi, Mohamed Al-Bambary, Salah Eddine Bassir y Ahmed Aliouat por similares actuaciones policiales y judiciales. Marruecos no ha cumplido con  los requerimientos formulados por el Grupo de Trabajo: Al Bambary y Aliouat permanecen en prisión, los demás han cumplido sus condenas. Nadie ha recibido reparación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s