Marruecos en el centro de las sospechas por el espionaje a Pedro Sánchez y Margarita Robles

  • Gran parte de los medios de información destacan la coincidencia del espionaje con la crisis de Marruecos con España por la presencia del líder del Polisario, Brahim Gali, para tratarse de Covid y la avalancha de migrantes marroquíes a Ceuta.

Contramutis.-

La sospecha de que Marruecos pueda estar detrás del espionaje al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, es coincidente en muchos medios de comunicación españoles, tras conocerse que los móviles de los dos mandatarios fueron atacados con el programa Pegasus y sustraída información.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, informó el 2 de mayo, lunes, que las intrusiones en el móvil de Sánchez ocurrieron en mayo y junio de 2021, y en este mes también pasó en el de Robles.

Según Bolaños, fueron actuaciones ilícitas y externas, descartando la participación de organismos del Estado, como podría ser el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el único español que tiene oficialmente el programa Pegasus.

La mayoría de los medios han destacado que las fechas en que fueron espiados los móviles de Sánchez y Robles coincidieron con la estancia en España del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, para ser tratado de covid, lo que fue desvelado por un medio marroquí, y con  la entrada de miles de migrantes marroquíes en Ceuta, muchos de ellos jóvenes alentados por las propias  fuerzas de seguridad de Marruecos.

Así, El País dice en un editorial que la sustracción de información se produjo cuando  España sufría el acoso de Marruecos en la frontera de Ceuta tras filtrarse la acogida al líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) aquejado de covid.

En este mismo medio Miguel González escribe que la exministra de Exteriores Arancha González Laya también fue espiada en plena crisis diplomática entre España y Marruecos, sobre lo que Juan Carlos Merino ha titulado en La Vanguardia: “El presunto espionaje a Laya en plena crisis diplomática con Marruecos amplía la polémica política”. Público, por su parte, titula “El espionaje a González Laya hace un año alimenta la hipótesis de que Marruecos esté detrás”.

El Español recuerda que “Marruecos utilizó Pegasus durante la crisis con Sánchez por el ‘caso Ghali’, según un informe de Amnistía Internacional” que asegura que “Rabat empleó el programa espía para vigilar a políticos y periodistas en mayo y junio de 2021”. Eldiario.es, por su parte, plantea: “Qué pasaba cuando se espió con Pegasus a Sánchez y Robles: crisis con Marruecos”. Tambien Fernando Asunción, en Vozpopuli, apunta en la misma dirección: “De Marruecos a Emiratos: los ‘sospechosos habituales’ que pudieron espiar a Sánchez”.

En El Mundo Carlos Fresneda amplía el campo del espionaje y afirma que el pasado verano una investigación destapó que Marruecos había infectado con Pegasus uno de los móviles del presidente de Francia, Emmanuel Macron. Coincide con el diplomático Inocencio Arias, que en la Cadena COPE opina que está demostrado que los marroquíes podían interceptar lo que decía Macron, ante lo que exclama que el teléfono de Sánchez seguro que está intervenido por los marroquíes: “¡Si se lo han hecho a Macron! ¿Por qué no se lo iban a hacer a Sánchez?».

En otra emisora, en Onda Cero, Carlos Alsina reflexiona que el servicio secreto marroquí ya apareció como sospechoso  de haber infectado teléfonos móviles de activistas y periodistas españoles y concluye: “imagínate que hubiera sido Marruecos quien hubiera espiado al presidente Sánchez y un año después éste le hubiera premiado, sin saberlo, abandonando el Sáhara a la voluntad de Mohamed”.

Quien ha dicho que “todo apunta a Marruecos” ha sido el especialista en asuntos de espionaje Fernando Rueda, periodista que ha escrito en The Objective que las investigaciones señalan con muchas probabilidades al país magrebí, “una dictadura en la que ninguno de sus responsables políticos tiene que dar explicaciones cuando su servicio secreto actúa”. Ha dicho que según una filtración procedente de la vendedora empresa israelí NSO Group, Marruecos sería el segundo país en el mundo que más virus ha inoculado en teléfonos, cerca de 10.000, sólo por detrás de México.

he Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto

Un periodista español espiado con Pegasus es Ignacio Cembrero, cuyo nombre apareció en una lista de 189 identificados por un estudio de “Forbiden stories”, asociación en la que se encuentran diecisiete influyentes medios de comunicación.

Cembrero, que escribe  para El Confidencial en España; Orient XXI, en Francia y Middle East Eye, en el Reino Unido, considera a los servicios secretos marroquíes responsables del hackeo de su teléfono móvil por sus informaciones críticas sobre las autoridades marroquíes. El periodista solicitó a la Fiscalía que identifique a los responsables del espionaje del que ha sido víctima.

Otra persona que también ha padecido el espionaje de dos teléfonos móviles, en octubre y noviembre de 2021, es la activista saharaui de Derechos Humanos Aminetu Haidar, según desveló  Amnistía Internacional, organización para la que la sociedad civil en Marruecos y en el Sáhara Occidental sigue siendo blanco de ataques ilegítimos con el software espía Pegasus..

Sobre si el Gobierno sospecha que Marruecos esté detrás del espionaje al presidente del Gobierno, el ministro Félix Bolaños, preguntado por Ángels Barceló en la Cadena SER, ha sido breve: «No tenemos ninguna información en este sentido».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s