Sánchez habla en NNUU de solución política para el Sáhara Occidental, sin mencionar su cambio a favor de Marruecos

  • Pedro Sánchez no mencionó el cambio de postura del Gobierno de España al considerar la propuesta de autonomía marroquí para el Sáhara Occidental como la “más seria, realista y creíble”.
  • Por cuarto año consecutivo, al contrario de lo que hizo en 2018 y de lo que mantenía el PSOE, el presidente del Gobierno no habló ante la ONU del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, pero sí se refirió al “legítimo derecho” del pueblo de Ucrania a existir en paz y libertad.
  • El mismo día de la intervención del presidente del Gobierno en la ONU, la Corte Africana de Derechos Humanos emitió un veredicto en el que señala que parte del territorio de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) permanece bajo la ocupación de Marruecos y que los Estados deben respetar el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación.

Alfonso Lafarga.-

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidió ante la 77 Asamblea General de las Naciones Unidas una solución política y mutuamente aceptable para el Sáhara Occidental, sin mencionar el cambio de postura del Gobierno de España a favor de Marruecos.

“No podemos arrastrar conflictos del siglo pasado”, dijo al empezar a hablar del Sáhara Occidental, el territorio que España abandonó sin descolonizar hace casi 47 años y que Marruecos invadió militarmente.

Sánchez dijo que “España apoya una solución política, mutuamente aceptable, en el marco de la Carta de las Naciones Unidas y de las resoluciones del Consejo de Seguridad”. No citó el derecho del pueblo saharaui a la libre determinación, aunque en una rueda de prensa previa a su comparecencia habló del “derecho de los pueblos a decidir libremente que es lo que quieren para su futuro”.

Sí se refirió a la la autodeterminación de los saharauis en septiembre de 2018, en su primera intervención ante la Asamblea General de NNUU cuando apenas llevaba cuatro meses de presidente. En aquella ocasión se mostró a favor de la libre determinación del pueblo saharaui de acuerdo a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas, además de apoyar  “una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable”.

Y además de mantener lo que hasta entonces era un principio programático del PSOE, Sánchez estuvo en línea con la defensa que el rey Felipe VI hizo en septiembre de 2016, también ante la Asamblea General de NNUU, del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui:  “España apoya los esfuerzos de Naciones Unidas en favor de una solución política, justa, duradera y mutuamente aceptable que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental, en el marco de disposiciones compatibles con los propósitos y principios de la Carta de Naciones Unidas”.

Pero en 2019, 2020 y 2021 Pedro Sánchez no aludió ya al derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui y se limitó a defender la centralidad de NNUU para alcanzar una solución “política justa, duradera y mutuamente aceptable”, similar a lo dicho en 2022, aunque este año dejó fuera lo de “justa” y “duradera”.

En su discurso, el jefe del Ejecutivo consideró fundamental la labor del Enviado Personal del Secretario General de Naciones Unidas, al que dio el respaldo total del Gobierno de España, y dijo que continuará el apoyo al pueblo saharaui en los campamentos de refugiados.

En la hamada argelina, en Tinduf, se instalaron en campamentos de jaimas y viviendas de adobe los saharauis que salieron del Sáhara Occidental cuando entró el ejército marroquí, que bombardeó con napalm y fósforo blanco a las familias que huían por el desierto.

Pedro Sánchez, que dijo en una carta en marzo al rey de Marruecos, Mohamed VI, que su propuesta de autonomía para el Sáhara Occidental es la base “más seria, realista y creíble”, cambiando así la histórica postura de España, habló del “terror” de los bombardeos rusos sobre las ciudades de Ucrania, condenó los referéndums de anexión previstos en los territorios ocupados de Donesk, Lugansk y Jersón y aseguro que “su resultado nunca será reconocido”.

Mostró su apoyo a “la independencia, la soberanía y la integridad de Ucrania”, pidió unidad “en defensa de los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y en el apoyo a Ucrania” y afirmó que “esta guerra arrebata al pueblo soberano de Ucrania su legítimo derecho a existir en paz y libertad”.

Lo dijo precisamente el mismo día en que la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos emitió un veredicto en el que señala que parte del territorio de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) permanece bajo la ocupación de Marruecos y que los estados parte en el Protocolo “deben respetar el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, apoyar su lucha por la libertad y no reconocer la ocupación marroquí o cualquier otra violación de derechos humanos que pueda surgir de esta ocupación”.

La Corte Africana añade que “los Estados miembros de la Unión Africana tienen la responsabilidad, de conformidad con el derecho internacional, de encontrar una solución duradera a esta ocupación y garantizar que el pueblo saharaui disfrute de su derecho a la autodeterminación, evitando actuar de cualquier forma que pueda obstaculizar este derecho”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s